sábado, 15 de septiembre de 2007

Poesía: de mano a boca, de boca a mano.

Todos cuantos escribímos poesía sabemos de la inutilidad de este ejercicio; las palabras no logran retener la memoria, son torpes trazos que dibujan un mal paisaje de lo que realmente son nuestras emociones y pensamientos, y si al menos esos burdos trazos perduraran... Pero no, el tiempo puede con todo y con todos, poetas y poemas, y las palabras sólo serán niebla, arena que el viento arrastra y se mete en los ojos de aquellos que nos sustituyen en la vida, haciendo llorar antiguas lágrimas ya tan olvidadas...

Sin embargo, la poesía, los poemas, las palabras continúan pasando de mano a boca, de boca a mano, transcendiendo los límites del tiempo, renovando de nuevo el viejo rito, que aunque inútil, una vez más comienza.

La joven poeta Elena Medel ha realizado la introducción de ese clásico ya de la poesía española del siglo XX que es Blues en Castellano del enorme Antonio Gamoneda, que ha reeditado la extraordinaria editorial independiente Bartleby editores. Una vez más. De mano a boca. De boca a mano.

2 comentarios:

Velocet dijo...

Es curioso eso de comenzar a desarrollar una idea desde un absurdo. La "inutilidad" de escribir poesía. Cuántas noches no me habría comido mis extremidades si no hubiera sido porque tenía lápiz y papel a mano...

malisimo dijo...

que fea es la cabrona, y está en todos los saraos