viernes, 6 de marzo de 2009

El viejo poeta beat.


Esta es tal vez, una de las últimas imágenes del mítico Allen Ginsberg, uno de los poetas más fascinantes de la literatura norteamericana, el hijo marica, colocado e iluminado de Walt Whitman, William Carlos Williams y William Blake. La fotografía es de 1996, donde el genio contaba con 70 años. Dejo uno de sus últimos poemas, donde tal vez se muestra una de las caras más desconocidas de Ginsberg, la de sus últimos años.


HOJAS DE OTOÑO

A los 66 y aprendiendo a cuidar el cuerpo
despierto animado a las 8 a.m. & escribo en un cuaderno
me levanto desnudo de mi lado de la cama un chico desnudo del
lado de la pared
mezclo miso setas puerros & cidralote para desayunar,
controlo el azúcar de la sangre me lavo los dientes a conciencia,
cepillo, palillos, seda dental, colutorio
me perfumo los pies, me pongo camisa blanca pantalones blancos
calcetines blancos
me siento a solas junto al lavabo
un instante antes de cepillarme el pelo, feliz de no ser todavía
cadáver.

ALLEN GINSBERG (13 de septiembre de 1992, 9:50 a.m)

P.S: Fallecería en New York cinco años después de escribir este poema.

4 comentarios:

safrika dijo...

Me gusta mucho este poema. Gracias.

Rubén Pérez Trujillano dijo...

Hombre Ismael, pero este poema lo acaba de poner David González no hace mucho en su blog, quillo, tráenos mercancía nueva :P

Ismael Cabezas dijo...

¿A qué te borro el comentario, greñoso?

Anónimo dijo...

qué Ginsberg tan ibicenco. me gusta.

natalia m.desde Madrid